BICM 1

Durante 1990, las ciudades de México se vistieron de carteles. Trabajos provenientes de más de cuarenta países nos hablaron de lugares remotos y cercanos con sus colores, formas y tipografías, manejados con la habilidad y sensibilidad de sus autores.

A sólo dos años de celebrar América medio milenio de intercambios con el resto del mundo, reafirmamos la tradición en la producción de imágenes y diseños que ya desde tiempos prehispánicos eran utilizados como medio de difusión de ideas y memoria de nuestra historia.

La fundación de la Bienal Internacional del Cartel en México, significa para nosotros los diseñadores contemporáneos, dar continuidad a nuestros deseos de abrir espacios de encuentro y comparación respetuosa de culturas y preocupaciones diversas, formando parte del desarrollo de una nueva percepción visual que consolida un diseño gráfico auténtico.

Conservar nuestra identidad a través de lo visual, así como tener presencia con propuestas creativas de sangre nueva que corre por las venas de nuestro continente, es posible gracias a la continuidad en la realización de eventos como el aquí inaugurado y su relación con otros de la misma naturaleza.

Los carteles presentados durante la Bienal de México se extendieron por muros y paredes de calles y museos, dejando constancia de nuestra convocatoria a la imaginación y de la vigencia de este medio de difusión de ideas.

Como resultado de este primer esfuerzo colectivo, depositamos en sus manos un producto para sus ojos, destilación de cursos, conferencias y exposiciones que dieron vida a la Bienal Internacional del Cartel en México.

Agradecemos a todos los cómplices de nuestros sueños, a los que nos acompañaron en esta aventura comunicativa, que activó intercambios, repartió mensajes, decoró silencios y coloreó la opacidad de este fin de siglo.

Texto de Presentación del Catálogo de la Primera Bienal Internacional del Cartel en México.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.