Los mejores carteles de películas porno mexicanas

Los carteles de cine históricamente siempre han sido tan estudiados o valorados como la propia película. Al público le encantan los carteles llamativos y donde salgan sus actores favoritos en primer plano.

¿Por qué se hacen tan famosos los carteles de películas?

Porque la gente al salir o al entrar al cine, se hace una foto con ellos y la cuelga en sus redes sociales. Es una forma de promoción muy buena para los films, ya que pueden incitar a otra gente a ir a ver la película.

Los mejores carteles son 3D.

Siempre se intenta que el cartel de la película sea en 3D, ya que así llama mucho más la atención. Esta técnica ha sido traida ahora al cine porno mexicano. Las actrices y sus enormes pechos aparecen en tres dimensiones para deleitar a todo aquel que se quede mirando.

¿Cuales son las actrices porno que mejor salen en los carteles de cine?

Las actrices que salen mejor en estas creatividades son las jovencitas xxx, ya que ellas tienen el cuerpo perfecto y una piel que vuelve loco a cualquier enamorado de la figura femenina.

Las películas que más recurren a modelos y actrices jovencitas para sus carteles, son aquellas que se centran en una historia de incesto. Ya que pueden hacer perfectamente el papel de una lolita que sea engañada o follada por su familia al completo.

¿Cual es el mejor cartel porno de todos los tiempos?

El mejor cartel porno se puede encontrar en la película titulada: Caseros xxx. Esta película esta protagonizada por 2 chicas jovencitas que se sienten muy atraida por su profesor de matemáticas. La trama de la película acerca al público una historia de amor entre adultos y jovenes.

¿Por qué es el mejor cartel?

En el cartel podemos ver una fotografía perfecta, donde Caseros XXX se centra en un beso entre las dos chicas y del cuerpo desnudo del profesor.

BICM 2

Realizar una bienal internacional de cartel, llevarla a cabo en la ciudad de México, comparte ideas y objetivos diversos, encaminados a contribuir al desarrollo de un lenguaje visual contemporáneo en nuestro país y el resto del mundo. El hablar con la imagen a través de códigos de comunicación universales, sin perder la autenticidad y originalidad con la que cada cultura se representa en lo visual, es trabajo de los diseñadores.

Aportar y proponer nuevas formas de comunicación y facilitar la circulación de la información organizándola a todos los niveles sociales da sentido a las reflexiones gráficas en las que cotidianamente trabajamos como creadores.

Por espacio de 2 meses, teniendo como sede el Museo José Luis Cuevas de la ciudad de México, se presenta la oportunidad de revisar y analizar propuestas seleccionadas en esta ocasión de 33 paises. Polacos, franceses, estudiantes y profesionales de Brasil, México, Finlandia, sudafricanos que trabajan en Londres, italianos, cubanos y norteamericanos, dialogan desde lo visual con latinoamericanos, eslovenios, croatas, rusos y demás participantes que enriquecen nuestra cultura, con ideas generadas a partir de sus necesidades de paz, consumo, recreación, actividad artística… carteles pensados desde sus formas de vida y maneras de entender sus propias realidades.

El respeto a estas diferentes opiniones y el reconocimiento de otras realidades ha generado la selección de los carteles presentados en este libro-catálogo que recoge 2 años de actividades humanas opoyadas en su difusión y realización por el cartel, demostrando la importancia y vigencia de este medio de comunicación.

Esta exposición concluye un ciclo. El terminarlo significa iniciar otro de insistencia y continuidad propositiva.

La Bienal Internacional del Cartel en México, espacio de encuentro y opinión, seguirá convocando al intercambio de experiencias de mutuo beneficio para quienes como nosotros están preocupados por encontrar nuevas relaciones y transformar nuestra práctica en una aportación honesta y desinteresada.

Texto de Presentación del Catálogo de la Segunda Bienal Internacional del Cartel en México.

BICM 1

Durante 1990, las ciudades de México se vistieron de carteles. Trabajos provenientes de más de cuarenta países nos hablaron de lugares remotos y cercanos con sus colores, formas y tipografías, manejados con la habilidad y sensibilidad de sus autores.

A sólo dos años de celebrar América medio milenio de intercambios con el resto del mundo, reafirmamos la tradición en la producción de imágenes y diseños que ya desde tiempos prehispánicos eran utilizados como medio de difusión de ideas y memoria de nuestra historia.

La fundación de la Bienal Internacional del Cartel en México, significa para nosotros los diseñadores contemporáneos, dar continuidad a nuestros deseos de abrir espacios de encuentro y comparación respetuosa de culturas y preocupaciones diversas, formando parte del desarrollo de una nueva percepción visual que consolida un diseño gráfico auténtico.

Conservar nuestra identidad a través de lo visual, así como tener presencia con propuestas creativas de sangre nueva que corre por las venas de nuestro continente, es posible gracias a la continuidad en la realización de eventos como el aquí inaugurado y su relación con otros de la misma naturaleza.

Los carteles presentados durante la Bienal de México se extendieron por muros y paredes de calles y museos, dejando constancia de nuestra convocatoria a la imaginación y de la vigencia de este medio de difusión de ideas.

Como resultado de este primer esfuerzo colectivo, depositamos en sus manos un producto para sus ojos, destilación de cursos, conferencias y exposiciones que dieron vida a la Bienal Internacional del Cartel en México.

Agradecemos a todos los cómplices de nuestros sueños, a los que nos acompañaron en esta aventura comunicativa, que activó intercambios, repartió mensajes, decoró silencios y coloreó la opacidad de este fin de siglo.

Texto de Presentación del Catálogo de la Primera Bienal Internacional del Cartel en México.